Qué Es El Networking 2.0
y Por Qué Funciona

POR SAL SOLERSSI

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Hablar de networking es tocar muchas aristas y aquí veremos algunas.


El anglicismo que todos conocemos hoy como Networking, en español no tiene una traducción literal en una sola palabra pero bien lo pudiéramos traducir como “Crear Más Contactos”.

Hacemos más contactos para poder aumentar las posibilidades de incrementar las ventas de nuestros negocios, para llegar a la meta y más aún si estamos al frente de un departamento comercial.

También estamos en la necesidad de incrementar más nuestros contactos para tener una mejor cartera de proveedores de productos y servicios para nuestra operación empresarial. Es un hecho que necesitamos cada vez de mejores proveedores, más eficientes, más actualizados, mejor localizados, que nos brinden un mejor servicio y hasta mejores tiempos de entrega.

Esto lo hemos constatado continuamente en las sesiones semanales de Networking que tenemos dentro Avante Grupo Empresarial como una necesidad imperante.

Y no olvidemos que también, si estamos en busca de mejores o de más candidatos para llenar puestos en nuestros lugares de trabajo, para esto sirve muchísimo contar con más conexiones. En simples palabras las conexiones interpersonales, las redes empresariales son y seguirán siendo una solución eficaz para lograr más rápido los objetivos que buscamos alcanzar.

Hasta aquí creo que todos entendemos la esencia del Networking, entonces:

¿Qué es el Networking 2.0?

La evolución del Networking es la integración de las redes análogas personales que son muy efectivas a las redes digitales que también han mostrado ya su gran poderío.

No podemos negar que ya todos o la mayoría de nosotros estamos en al menos una red social, llámese Facebook, Twitter, Whatsapp, Instagram, TikTok, LinkedIn o cualquier otra red nueva emergentes. En estas redes interactuamos, subimos imágenes, reaccionamos y por supuesto podemos recomendar personas, lugares o negocios y es aquí es donde entra la verdadera evolución.

Evolucionamos al entendernos cada uno de nosotros como marcas personales, las cuales son nuestra responsabilidad mantenerlas actuales y fuertes. Para esto necesitamos ir dejando paulatinamente acciones que vienen de un pasado únicamente análogo para empoderarnos a los nuevos tiempos. Les doy un ejemplo muy sencillo pero que nos ayuda a visualizar lo que les trato de decir; Las tarjetas de presentación personales de papel, algo tan común que hoy es obsoleto, en un mundo donde la ecología nos pide ahorrar recursos y los negocios nos piden nos exigen ser más eficientes. Las tarjetas digitales han tomado una fuerza especial pues nos dan exposición, ubicación y comunicación inmediata con aquellos a quien las compartimos. Inmediatamente hacen que nos ubiquen y puedan ver inclusive nuestra cartera de productos o servicios que estamos ofertando, nuestras redes, whatsapp y página web a un simple click en nuestro teléfono celular que siempre llevamos con nosotros.

Saquemos lo mejor de los dos mundos eso es en gran parte el networking 2.0.

Donde una suma resulta en multiplicación

Saca cuentas y suma, el mundo presencial o análogo más el mundo digital, esto no da como resultado una sumatoria tradicional, da mucho más que esta suma de dos elementos 1 + 1, el resultado es totalmente exponencial, es decir, es como si se hubiera aplicado una multiplicación.

Reconozcamos que nuestra reputación es vital para ser unos buenos networkers y provocar ser recomendados. Entendamos que, por más que tengamos ya una presencia personal análoga, cara a cara (Face to Face) o digital a través de redes sociales, si estas no están comunicando la percepción estratégica deseada o correcta, si no estas generando confianza, desafortunadamente NO provocarás que te recomiende NADIE. Hoy es mandatorio cuidar y trabajar tu presencia análoga como digital en el mismo nivel.

¿Cómo entonces provocamos que nos recomienden?

La clave es tan simple como retadora, la manera tradicional o la manera típica de pensar esta fundamentada en, en únicamente conseguir lo que nosotros queremos:

¡Vender, vender y vender,

¡Hacer negocios ya!

¡Cerrar la transacción a como de lugar!

A este tipo de pensamiento le llamamos tener una “MENTE TAKER” (del ingles Mente que sólo toma) es decir, se refiere a la persona que es maquiavélica, donde el fin justifica el medio y que quiere vender lo suyo a toda costa y lo demás, los demás no importan.

Obviamente este tipo de pensamiento muchos lo tienen o lo hemos tenido y sin darnos cuenta son el resultado de muchos años de malas prácticas de negocios y poco éticas. No hemos sido conscientes de tener este pensamiento poco evolucionado y como resultado de esta visión a corto-plazo, nos saboteamos y ocasionamos absolutamente lo contrario a lo que deseamos. Este tipo de pensamiento es engañoso ya que a corto plazo pareciera que sí funciona.

“ A nadie nos gusta que nos vendan, pero a todos nos gusta comprar”

Siempre que detectamos a alguien que llega a nosotros con la pura intención de vendernos algo, casi siempre aplicaremos automáticamente un filtro defensivo y que nos pondrá en modo de: “comprador difícil” es decir le haremos sufrir su proceso simplemente porque podemos, inclusive aún si quizá necesitemos de su producto o servicio.

La alternativa surge cuando te pones a pensar en las necesidades de tus pares y la de los demás, estarás automáticamente colocándote en un modo: “MENTE FACILITADORA” y en este modo, es donde la magia sucede, nuestro cerebro y corazón se vuelven empáticos, nos podemos conectar más fácilmente y podremos ponernos en los zapatos de los demás. Lograremos entenderemos mejor, apreciamos honestamente la necesidad que están experimentando los demás y con eso podemos ser quien aporte la solución.

Al ser uno el protagonista de las soluciones, estaremos entonces desatando la poderosa y verdadera energía del Networking, es como una especie de “Pay it forward” en español: “págale al que sigue.”

¿Imagina que alguien hace algo por ti y llega y te resuelve algo que estabas buscando?

Este simple hecho hará que tu cerebro libere endorfinas y oxitocina, estos son unos neurotransmisores que te harán sentir una sensación de bienestar, te vivirás una satisfacción a nivel emocional y funcional y simplemente te pondrás muy feliz.

Como consecuencia obvia, estarás muy agradecido a esa persona por lo que hizo por ti y más porque se hizo sin algún espíritu de transaccionalidad condicionada.

Nuestra mente y corazón automáticamente colocarán en un lugar muy especial a este tipo de personas. Generamos una imagen muy favorable de ellas. Paso seguido comenzaremos a sentir unas ganas naturales de poder devolver con una acción similar para que vea cuán agradecido estamos.

Si nos dedicamos a hacer de esto un hábito para otros, estaremos generando un fuerza invisible y muy poderosa que se estará construyendo siempre a nuestro favor. En otras palabras estaremos blindando nuestra reputación.

Una especie de KARMA empresarial.

Esta suerte de adeudo emocional, de haber recibido, es contagiosa y por consecuencia vamos a querer hacer lo mismo por esa persona o por los demás y habrás sido el o la responsable de formar un gran ciclo virtuoso que no tiene fin.

Aquí está la clave del poder de transformación empresarial, corporativa y personal.

Eliminemos entonces de nuestros hábitos los vestigios de “MENTE TAKER” de egoísmo, de estar ensimismados, o de pensar que solo lo que nos atañe es lo único importante; ya sabemos que ese pensamiento nos lleva a un ciclo vicioso que no provoca abundancia en nuestras vidas.

Ya en conciencia de este ciclo vicioso podemos entonces ver claramente y tomar acciones hacia una “MENTE FACILITADORA” donde podremos pensar en beneficiar a los demás, a cualquier persona que se tope en nuestro camino. Seremos vistos con todos los beneficios que esto conlleva.

Nos habremos convertido entonces en ese el tipo de personas que suman y nos agregaremos al grupo de personas que siempre le salen bien las cosas y dejaremos de ser de la gente que resta y de la que nadie quiere estar afiliado a.

Un paso a la vez, primero hagamos conciencia y compongamos continuamente cuando notemos que caemos en acciones viciosas que no sumen. Hay que tratarnos bien a nosotros mismos por supuesto, este un proceso que se convierte en hábito con el tiempo.

Comenzarás entonces a gozar de los beneficios y consecuencias de tus propias acciones, simplemente desataras el mundo de todas las posibilidades.

Esta es la esencia de la energía del Networking 2.0.

Acerca del Autor

Sal Solerssi

PRESIDENTE & FUNDADOR AVANTE

Sal Solerssi, Presidente y Fundador de Avante Grupo Empresarial. Promotor y creador de la nueva visión de hacer networking 2.0 en tiempos post-pandemia. Impulsando la nueva manera de procurarse crecer los negocios de manera más social y consiente.

Publirelacionista, Publicista, Mercadólogo y Conferencista. Con su experiencia trabajando para marcas transnacionales como NIKE y Gatorade, llevó su actividad empresarial a la especialidad en la creación y gestión de marcas comerciales y personales con su empresa Marca Pública.

Su principal hobby es encontrar experiencias cafeteras de alta gama, ya que la pasión por expandir la cool-tura del café lo llevo a construir la comunidad de amantes del café de especialidad más importante de Mexico ‘Café Sapiente’.

Orgulloso esposo y padre de dos extraordinarias hijas.